¿Debo cambiar mi dieta o mis hábitos para mejorar las posibilidades de embarazo?

Gone, but not forgotten....Ribeye Friday

¿Será mas fácil quedarme embarazada si hago ejercicio? ¿Mejoraran mis posibilidades de gestación si tomo suplementos alimenticios o vitaminas?

Antes de nada es necesario remarcar que siempre debemos intentar tener hábitos de vida saludable. Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras,  y hacer ejercicio de forma regular, resulta de vital importancia para disfrutar de una salud física y psíquica adecuada. La dieta mediterránea es quizá uno de los mejores ejemplos y el ejercicio aeróbico (andar o correr 40 minutos 3 veces por semana) constituyen hábitos que mejorarán sin duda nuestro bienestar.

Sin embargo si la pregunta es el hecho de cambiar la dieta o hacer ejercicio nos ayudará a conseguir el embarazo, la respuesta es NO!  

No hay evidencia de que esos cambios aumenten la fertilidad en mujeres con peso normal y sin problemas ovulatorios (ovarios poliquísticos). No existe ningún tipo de dieta o suplemento que haya demostrado de forma evidente un aumento en la probabilidad de embarazo. Ni dietas vegetarianas, bajas en grasas, enriquecidas con vitaminas, antioxidantes o productos de herbolario han demostrado utilidad.

Por otra parte, sabemos que en mujeres con sobrepeso o excesivamente delgadas, la probabilidad de conseguir el embarazo esta disminuida tanto de forma natural como con técnicas de reproducción asistida. En estos casos, cuando nuestro indice de masa corporal sea inferior a 19 o superior a 25, deberíamos intentar modificar nuestra dieta y actividad física para conseguir un peso normal. Para hacernos una idea, el peso ideal para una mujer de 1,65 metros estaría entre 50 y 70 kg.

Se ha descrito que en mujeres con consumo excesivo de pescado podrían acumular niveles altos de mercurio que podrían interferir con su capacidad fértil. Sin embargo, el consumo moderado de pescado (dos veces por semana) se puede considerar seguro.

También se han descrito alteraciones en la fertilidad en mujeres que realizan una actividad física intensa. Hablamos de mas de 5 horas por semana de ejercicio físico intenso. En estos casos podría ser valora le reducir dicha actividad.

En general, volviendo a los principios que venimos aludiendo en este blog, cuando sufrimos la infertilidad, no es recomendable replantearnos todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida. Si tenemos un peso normal y una dieta equilibrada, podemos seguir con nuestros hábitos y permitirnos algún exceso ocasional. Solo realizaremos aquellos sacrificios que tengamos seguridad nos acercarán al objetivo. 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s