¿Tendré que modificar mis hábitos sexuales?

origin_708003763

¿Cuál es la frecuencia adecuada de las relaciones sexuales? ¿debemos practicar sexo todos los días? O por el contrario… ¿habrá que guardar abstinencia hasta el día de la ovulación?

La vida sexual es uno de los aspectos mas importantes en la relación de pareja. Las relaciones sexuales insatisfactorias constituyen un grave problema y afectan de forma grave a la sensación de “felicidad” de las personas.

Es muy frecuente oír a las parejas comentar “nos vamos a poner a buscar”,  o en casos de parejas con problemas de infertilidad “llevamos 4 años sin utilizar métodos anticonceptivos pero buscando lo que se dice buscando solo 2 años”. Es como si la consecución del embarazo de forma natural dependiera de la realización de un método determinado en el que el sexo pasase a ser un instrumento y no un fin en si mismo para el disfrute de la relación.

Una de las creencias mas extendidas consiste en pensar que tener relaciones muy a menudo puede empeorar la calidad seminal y por tanto evitar el embarazo. Algunas parejas piensan que cualquier coito fuera del momento de la ovulación, constituye una pérdida de posibilidades y que lo mejor es abstenerse hasta el momento mas adecuado. A este respecto, tenemos evidencia de que los coitos frecuentes no disminuyen la calidad seminal e incluso cuando la abstinencia es superior a 5-7 días, puede haber una disminución en la movilidad de los espermatozoides. Por tanto, no existe ninguna justificación para no tener una relación sexual y los coitos pueden y deben ser tan frecuentes como el deseo sexual de la pareja lo aconseje.

Por otra parte, también se ha estudiado la frecuencia ideal de relaciones sexuales. A este respecto los resultados apuntan a que a mayor frecuencia, mayores posibilidades de embarazo. En un estudio realizado en parejas fértiles, no hubo diferencias en cuanto a mantener coitos diarios (37% probabilidad de embarazo) o cada dos días (33%). Sin embargo, cuando la frecuencia de coitos en las parejas estudiadas fue semanal, la probabilidad de embarazo cayó de forma significativa (15%).

Por todo lo expuesto, los hábitos sexuales van a tener poca influencia en las posibilidades de concebir siempre que se mantenga una actividad sexual de 2-3 coitos semanales. Por otra parte, por motivos hormonales que comentaremos en una entrada próxima, el deseo sexual de la mujer será mayor cuando las posibilidades de embarazo sean también las mas altas. Mantener sexo cuando no se desea es una experiencia frustrante que empeora el stress asociado a la infertilidad.

La esfera sexual es un aspecto básico para la persona y no debe ser modificado cuando la pareja esta “buscando” el embarazo. El instrumentalizar las relaciones sexuales como una obligación para conseguir el objetivo solo puede estar justificado en circunstancias especiales como cuando la frecuencia de relaciones es muy baja.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Buscando embarazo de forma natural, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s